miércoles, 21 de noviembre de 2007

Diario Peru21 hace un reportaje acerca del shoeplay


Un agradecimiento muy especial a editora de la columna "Sobre Sexo" del diario Perú21, la señorita Esther Vargas por hacer una columna sobre shoeplay y mencionar este humilde blog

La fuente original está aquí

http://peru21.pe/impresa/noticia/juega-tus-tacones/2007-11-21/28934

Y aquí transcribimos el texto original:

Juega con tus tacones

Por Esther Vargas/evargas@peru21.com



Esconde los pies. Posiblemente, él te esté mirando. Aunque te parezca que ha enterrado los ojos en la pantalla de la computadora, su mirada está buscando tus pies.

Una vez que los encuentra, silencioso, turbado, en éxtasis, no hará otra cosa que contemplarlos. Él es un fanático del 'shoeplay', una práctica que cada vez tiene más adeptos en Lima. Aunque el fetichismo siempre existió, no deja de sorprender que los fanáticos de los pies calzados tengan un espacio para compartir sus experiencias, alimentar de información a la gran comunidad de "sanos espectadores" y alentar a las damas a lucir sus piececitos con cierto arte.



Un lector de esta columna es el impulsor de esta movida. Se hace llamar 'El Espía' y, a través de un correo electrónico, me invitó a husmear en su mundo (http://shoeplayers.blogspot.com). ¿Shoeplay? ¿Qué es? Es el arte que poseen ciertas mujeres a la hora de despojarse de sus zapatitos en lugares públicos o cuando hay gente observándolas. Escribe El Espía que en su mira están aquellas que usan zapatos altos o bajos, o calzados "de solo meter el pie", tipo suecos. Quedan descartados, entiendo, las botas o zapatillas. Los pasadores o cierres le quitan el encanto al asunto.

La excitación es muy rápida. "No es como otros fetiches que son en privado. Este es público y no es mal visto", refiere este hombre, de 32 años, que prefiere el anonimato por su familia, por su chamba y por los puritanos que nunca faltan.

He aquí algunas variantes del 'shoeplay', según este amable contemplador.

Dangling: Ocurre cuando el pie de la damita está suspendido en el aire, gracias a un cruce de piernas, y el zapato se sale y queda colgando en el pie. Posiblemente queden a la vista los deditos o el talón.

Dipping: La mujer está con el pie en el piso y se saca y se pone el zapato, dejando a veces el calzado. Puede estar sentada o parada.

Heelpopping: La mujer se arrodilla o, con el pie apoyado en algún sitio, permite que salga su talón del zapato.

La vida siempre nos da la contra. Te debe de haber pasado. Y los fetichistas no son la excepción. Suelen enamorarse de mujeres que hacen 'shoeplay' casi "por obligación", que no le encuentran gusto al asunto o que los consideran una especie rara, acaso enfermiza. 'El Espía' discrepa con elegancia. Sano placer le llama.

Y recomienda a los mirones como él que busquen su chica ideal y no se rindan. En su blog encontrarás algunos sitios donde jamás faltará una chica afanosa en juguetear con sus tacones. Hallarás a cierta famosa de la tele que se luce muy bien con sus tacones, una serie de videos tentadores y claves/secretos/tips para salir airoso.

El 'shoeplay', dice 'El Espía', "es un sexy show" que solo ojos entrenados saben captar. Los zapatos, para una persona sin esta afición, son simplemente zapatos, bonitos o feos, caros o baratos. Y los pies son unos bonitos pies, a los cuales -a veces- se les da besitos húmedos o se les engríe en medio del acto sexual.

Los fetichistas son otra cosa: ellos tienen una fijación amorosa y sexual hacia determinado objeto íntimo: bragas, sostenes, zapatos, medias, pañuelos y otras prendas. Cuando esta fijación es determinante para la respuesta sexual, el sano placer de mirar, oler o tocar se convierte en una obsesión peligrosa. De pronto, tu pareja no es un todo, sino solo un par de pies con lindos zapatos.

Vale aclarar que 'El Espía' y su grupo de amigos no son fetichistas de pies -la práctica más común-, sino amantes del 'shoeplay', ese extraño y a veces imperceptible juego erótico que involucrará siempre unos preciosos zapatitos. Comparten e intercambian experiencias, ideas, sensaciones y videos.

Los expertos consultados afirman que los hombres son más fetichistas que las mujeres. Y son ellas precisamente las que consideran esta preferencia como una enfermedad. Dicen los especialistas del Instituto Espill de España que no todos los objetos fetiches son inanimados. Las partes del cuerpo también causan impacto, obsesión, deseos compulsivos...

El sexólogo Ezequiel López Peralta llama a esto 'parterismo' (por la parte que inspira). En este rubro, los términos se mezclan. Hay versiones encontradas. Pero el grupo de 'El Espía' lo tiene bien claro.

A propósito del 'shoeplay', el famoso David Lynch -amante de los fetiches- presentó en París una exposición llamada 'Fetish', donde el diseñador de zapatos Christian Louboutin se lució. Al respecto, Louboutin escribió: "Muchos ven los zapatos como un accesorio para caminar. Sin embargo, hay zapatos para correr, otros para nadar. y también hay zapatos para tener sexo. Si hay un elemento de fetichismo en el guardarropa, es el zapato femenino. Ellos tienen el aire de un tótem. Es un objeto de culto que llama al ritual. He diseñado estos zapatos-esculturas no tanto para ser usados como para exaltar lo que tienen de más bellos: la unión del tobillo con el pie".

Estos chicos no son unos incomprendidos. En alguna parte del mundo hay mujeres que disfrutan apasionadamente esas miradas devotas. Les gusta juguetear con sus tacones e imaginar que sus sexys movimientos inspiran una erección.

Por Esther Vargas/evargas@peru21.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tal, saludos desde Mèxico, esta columna me ha llamado mucho la atenciòn ya que hace enfasis en la parte de que en Perù hay muchos seguidores del jugueteo con las zapatillas, por aca es un poco mas limitado, soy seguidor del blog shoeplayers y felicito a "el espia" por abrir un foro para nosostros los gustosos y no necesariamente enfermos de este sutil pero glorioso arte.
a partir de este blog me he vuelto mas observador de este arte y creanmelo que en donde me desarrollo hay mucho solo que se me es dificil el grabar. Hasta pronto y me despido desde Mèxico

Dante dijo...

Primera vez que veo estos terminos shoeplay,dangling y dipping, igual yo me excito viendo pies desnudos de mujeres bonitas cuando van por la calle o en el micro, sobretodo en el verano cuando van con sandalias enseñando los deditos de los pies y claro que tambien excita cuando cuelga la sandalia de sus pies dodnde se puede apreciar la planta del pie.Tengo varias historias donde me he masturbado viendo pies de mujeres pero no se si eso se podra contar aca.Saludos.

Anónimo dijo...

Hola a todos, Ante todo quisiera felicitar a "el espía" por hacer todo esto posible. Además, quisiera hacer una precisión sobre el contenido del artículo... me encanta ver a una mujer jugar con sus zapatos (dangling, dipping y heelpopping) prefiero los zapatos de tacón alto y fino, con punta pronunciada que aquellos de tacón bajo, grueso, abiertos adelante o de punta redondeada o a las sandalias y ballerinas. Ahora bien... en cuanto a dejar fuera a las botas... pues estoy totalmente en desacuerdo! Las botas tienen un gran encanto... unas sandalias a mi juicio dejan muy poco, por no decir nada a la imaginación... en cambio las botas son lo máximo del misterio y la intriga... ver una mujer en botas me hace pensar muchas veces hasta donde llegarán (hasta la rodilla? hasta más arriba?) que hay debajo de la bota? medias de nylon tal vez? se sabe que la combinación de botas y medias de nylon puede causar una verdadera reacción nuclear allá abajo... y no existe nada más sexy, por lo menos para mi, que ver a una mujer ponerse y quitarse las botas... es un acto que me hace alucinar cada vez que lo veo y estoy siempre por allí al acecho a ver si logro tener suerte y presenciar uno de estos espectáculos en el día a día... una vez, estando en Florida en un Mall, vi a una chica que llevaba a su hijo pequeño a un juego y mientras lo dejaba, pude observar que llevaba unas botas marrones de tacón altisimo... me llamó la atención que en un Mall donde debes caminar tanto, esta señora de unos 35 años se haya atrevido a tener semejantes botas, me imaginé que debían molestarle bastante... entonces sucedió aquel espectáculo... al liberarse de su hijo pequeño la vi dirigirse a un banco con un montón de bolsas que posó en el suelo, acto seguido mientras veía a su hijo como jugaba empezó a subirse lentamente el pantalon hasta su rodilla, dejando al descubierto aquellas maravillosas botas de cuero y cierre lateral con 10 cm de tacón de aguja... yo no podía creerlo, estaba allí a un par de metros viendo como empezaba a bajar el cierre y como con gran alivio tomaba la bota por el tacón para sacar el pie y con mucha satisfacción quitó también su media de nylon color piel, lo mismo se repitió con la otra bota y finalmente sacó de una de las bolsas unas sandalias bajas que se calzó aliviada... dejando las botas y las medias en la bolsa. Así que señores... el shoeplay no se limita a los zapatos que han visto en este blog, hay de todo... yo soy pro-botas, si tienen historias o material que quieran compartir conmigo pueden escribirme a lestat_el_vampiro1@hotmail.com Hasta muy pronto y saludos a todos.

nylonperu dijo...

Las limeñas pueden disfrutarde los fetichistas
Hola Esther:
Leí tu blog "Diario Peru21 hace un reportaje acerca del shoeplay", yo soy un amante de los pies femeninos en una ciudad que no comprende este gusto que talvez es algo raro (por el disfrute de olores algo desagradables para algunos pero para otros es una exquisites cuando vienen de personas con caracteristicasdefinidas) pero soy super inofensivo, yo comofetichista de los piesfemeninos puedo ayudar a una mujer porsus pieshasta `más alláde lo que normalmentese ayuda a un amigo y eso por la desventaja que tenemos nosotros de no poder conseguir pies de damas que estèn bien cuidados (con las uñas pintadas y sus medias nylon), como es dificil conseguirlos nos esforzamos para que nos entiendan quesomos inofensivos y solo queremos besar y acariciar sus pies. Me ha tocado hacerlo a algunas amigas que tuve, pocas me aceptaron, pero éstas cuando recibieron las caricias de mi parte les gusto muchìsimo, las relajaba y a la vez las exitaba además de ayudarlas económicamente a algunas.
Mi gusto es específico por los pies femeninos, nada que ver con los masculinos, que po supuesto respeto esos gustos.
Te escribo esto para que veas que "habemos" más de un fetichista en Lima, si tuvieras a alguna persona (mujer y mayor de 18 años) que desee probar con respeto esta sensación hazmelo saber inclusive puedo ayudar económicamnete si es necesario, no hablo de sexo, solo caricias a los pies femeninos.Escribanme a nylonperu@hotmail.com

Anónimo dijo...

Quisiera haverle una pregunta: ¿Cómo hacer para dejar de masturbarme y qué consecuencias trae esto?

Juan,13 años